martes, junio 21, 2005

Presunción

Miro la copa de cristal,está sucia,la ensucié con mis labios manchados de palabras negras,ahora dentro ya no hay agua,se han secado esas pequeñas gotas que siempre quedaban en su interior...Es de noche y tú te escondes,tienes miedo de mí,de mis malas artes,porque te engaño y tu inconsciente me piensa y me paso el día arañando las paredes,mordiendome las uñas,pensando en las palabras sinuosas que te diré al caer el día...Si pudiera dejar de engañar a mi otra cara...Si te pudiera sacar la lengua hasta altas horas de la madrugada...No voy a ir a buscarte porque me he perdido en mi propio laberinto,ya no sé donde está el bien ni el mal,sólo sé que existo porque me duelen los pellizcos porque a vces estoy en la línea de la otra vida.Y aquello de lo que antes me acordaba al despertar...¿dónde está?

2 comentarios:

Alice dijo...

Es adictiva la forma en que maltratamos lo que amamos.

Mainlord dijo...

sera que nadie hemos aprendido a cuidar aquello que amamos... y por ser aquello con lo que descargamos nuestros sentimientos resulta maltratado con asiduidad...