viernes, junio 10, 2005

Muerte anunciada

Se sentó en un banco de la Gran Vía,miraba a la gente pasar con sus ropas modernas,viviendo feliz en otro mundo.
Ella estaba triste,ya casi había tirado la toalla.Los pagos de la casa se le venían encima,su perro se había escapado hace dos días.
No le quedaba dinero ni para comerse un happy meal y aún era día 5...
Él por su parte,se había llevado todo en cajas grandes,se llevó hasta su dignidad...Que pena que se olvidara de las bragas de su mejor amiga el día que les pilló en la cama y tatuó esa imagen en su cerebro a fuego...
El plan de esa tarde era deambular por Madrid hasta que el sol la abandonase,el otro plan era visitar el Puente de Segovia...
Bajó al metro y metió su último euro en una máquina de chocolatinas,pero no cayó nada,ni un míseo M&M...Sóla ante el aparato se derrumbó en el suelo y lloró todo el barro acumulado durante dos semanas.
De repente notó una mano en su hombro,estaba fría pero calmó su dolor por un segundo,no sabía que iba a hacerlo para siempre,la mano limpió el barro de su cara y le dió un cuchillo.
Desgraciada vulnerable golpeó la diabólica máquina con el cuchillo hasta que ésta le habló.
-Pierdes el tiempo,muñeca,no tengo nada para ti...
Ella se calmó,ya no tenía porqué estar nerviosa,ni triste,ni viva.Se clavó el cuchillo en la tripa delante de los viandantes de agosto.
Su pelo rubio,ahora gris,ya no tenia vida,sus ojos estaban abiertos mirando fijamente a la máquina que la asesinó.

1 comentario:

asph dijo...

un poco triste, pero muy bueno :)