miércoles, marzo 22, 2006

Mariposa de alas negras

Y vuelas, mariposa de alas negras y roja sangre, que me dejas detrás del espejo y huyes, te escondes y hoy te me vuelves dentro del estómago un nudo.
Me devoraste el alma, sacaste de quicio a las gaviotas feas de pico doloroso, rompiste a llorar con una caida de otoño y supliste sin problemas mi falta de soledad.
Nunca me verás detrás del árbol con letras tatuadas, estaré sentada en un lecho de espinas roídas y mugrientas que dejarán pasar los días, las nubes negras, los soles grises...
Hoy descubrirás que existo y mojarás tus manos secas por mí, lloverá y no te protegerás con paragüas, nevará y no te pondrás bufanda, y el río de tus ojos correrá más que nunca, más que nunca florecerá la flor de mi recuerdo e inventarás mil formas de entender mi huída tras la mariposa de alas negras que se posó en tu mejilla, inventarás mil maneras de olvidarme...
Y podrás, no podrás, podrás, no podrás...Y la margarita que te regalé te lo dirá y de nuevo me recordarás...

3 comentarios:

Enric dijo...

jejeje esas mariposas... si las sientes es q hay algo que nace!

saludos!

Enric

fer dijo...

extraña necesidad el intento de comprender y entender el vuelo de la mariposa de alas negras.. que es impredecible.
abrazos

Mia dijo...

...me alegro de que te guste mi blog! ^_^

saludos!