jueves, marzo 16, 2006

Hoy igual que ayer...

No puedo dormir pensando en que te escapas, mientras tú estás tranquilo mi mundo gira más que nunca, gira y me arrolla metiéndome en una espiral sentada en el suelo del baño, con el rimel esparcido por mi cara y siempre consiguiendo hacerme esta maldita pregunta...Y no, no puedo dar un paso sin tí, y no, no soy tan fuerte como creía.
Sé que no me conoces, sé que las palabras son sólo eso, sé que todo tiene un principio y un final, pero no quiero, no quiero volver a sentirme pequeña, no puedo dejarte ir, no deseo controlar tu pensamiento,pero necesito oir al menos tu respiración en mi oído, necesito sentir tu tranquilidad a mi lado, necesito cerrar los ojos y poder soñar, sólo hoy, sólo un ratito más...

2 comentarios:

fer dijo...

la ansiedad de algunos segundos nos aprieta en los silencios de los días. algunas preguntas quizá no tienen respuesta, pero no hay que dejarse vencer.

jorge dijo...

esta bien, lo reconozco, me gusta