sábado, abril 14, 2007

Death


Cruzas los dedos y cierras los ojos, piensas que sólo con creer en la magia tu deseo se va a hacer realidad y va a aparecer delante de tus ojos, un día te das cuenta y dejas de creer, en los cuentos de hadas, en todo lo que creías y miras a tu alrededor y el color de las paredes son negras, el sol no está y la puerta y la ventana están totalmente cerradas, ese día te das cuenta de que llorarás en un rincón y que nadie vendrá a salvarte, lo peor de todo es que cuando intentas huir de ese lugar descubres que tu color es el de aquella habitación y que lo que vives lo harás contigo y tú serás lo único que pueda salvarte o hundirte en el lodo...
Es posible que tus uñas se quiebren al agarrarte deseperadamente a las rocas y el peso de tu cuerpo sea mil veces más pesado que cuando eras niño y no tenías de qué preocuparte, ese día el sol se tapará y lloverá con la fuerza de un tsunami...
El camino de caer parecerá el más fácil y escalar con los dientes sea lo único que puedas hacer para salvarte, aunque sientas que aunque subas a la cima no habrá nadie esperándote...
Deseos, sólo eso, y después,después todo se muere, te mueres deseando, te mueres soñando, te mueres, porque cuando vives tu camino es hacia la muerte y cuando te duele lo notas, mas cerca, mas cruel y a la vez tan inevitable...
Querría ser aquella que se mueve por el cuadro, que vive y no piensa en mañana, quisiera dejar de esperar algo de la vida, algo más que la muerte...

2 comentarios:

Marc dijo...

Me ha encantado tu blog, una de esas pequeñas joias que uno encuentra por casualidad. Tienes una forma de escribir preciosa. Aprovecha tu don.

Hasta nunca.

Rafa León dijo...

Antítesis

No, no es la esperanza
lo último.
Yo la perdí
y ya veis
aquí sigo
arrastrándome
arrastrado
arrastrando / este dolor
del que no puedo desprenderme.


Abrazos