domingo, diciembre 15, 2013

Clave en blanco y negro

    Cierro los ojos y puedo recordarle sujetando un cigarro, creo que dejó de fumar, o que nunca fumó, pero siempre le recordaré con un cigarro en los labios... Recuerdo como nunca llegó a tocar mi cara y la forma en que nunca llegó a mirarme. Recuerdo el tiempo, el tiempo entre libros y poesía, el tiempo entre silencios y risas furtivas que nos hacían alejarnos de pisar el suelo...
Tendrías que haberme visto antes, tendría que haber sabido todo ésto antes de que te fueras y que cuando volvieras serías otra persona...

Corre, enciende un cigarro bajo esa lluvia que apagó el fuego. Y sobre todo, no me mires nunca, pasa por mi lado sabiendo que nunca seré tuya y que nunca serás mío...