lunes, julio 09, 2012

9957

Miraron a su espalda y todo lo que dejaban atrás estaba en ruinas...
Una casa sin tejado ni suelo, unas paredes derretidas con direcciones equivocadas, testigo de lo que quizá nació o quizá nunca llegó a existir... Palabras, palabras y más palabras que se borraban antes de salir de sus bocas.

Ella quiso saber pero no se atrevió a dejar de hacer maletas cada día, él siempre pensó que la casa fué una parada de tren sin destino donde ella le daría sopa caliente a diario, le cuidaría hasta tener un hogar más grande y bonito...

Y juntos se hicieron los seres más infelices de la tierra, y después no comieron perdices ni vivieron felices, después dejaron la mitad del equipaje en la casa en ruinas y perdieron la cabeza.
Y así es como todos queremos recordarlo... Para volver a olvidarlo y volver construir casas sin tejado ni suelo...

5 comentarios:

Anónimo dijo...

Me encanta.
Echaba de menos que escribieras..

Palabras Perdidas dijo...

me encantó...
Palabras, palabras y más palabras que se borraban antes de salir de sus bocas.

Yamil Quezada dijo...

Me gusta leerte ...
Realmente un agrado ...

Anónimo dijo...

Exelente me gusto mucho

Scarlett dijo...

Gracias