sábado, febrero 18, 2006

Y tú...

¿Cómo aprender a vivir?, ¿cómo aprender a no rascarse las costras de las heridas?, si alguien pudiera darse cuenta de lo que estamos hechos los seres humanos podría imaginar el mundo que tiene alguien cuando baja la mirada mientras piensa en que en público no puede llorar, ¿de qué sirve llorar, si el mundo no dejará de girar?, hacen falta dos puertas abiertas y un sólo corazón para saber que un no significa un si y que las sonrisas más bonitas pueden nacer de la nada, de un mismo sentimiento...
Mientras tanto sigo esperando que alguien me enseñe, a respirar, a sufrir, a poder vivir sin lo que me falta...
Sé que el camino más directo al cielo es atajando por el infierno...

2 comentarios:

Grulz dijo...

Inconsecuentes por naturaleza, quizás a eso apuntaba nietzsche.
Aprehendiendo a la naturaleza sin creer en ella, saber q a la vez se pueden creer múltiples cosas, y como nada vale la pena la sonrisa más espontánea puede llegar a ser la más hermosa. y eso (parece) me parece bien.xD. Está bn tratar de aprender a vivir mientras exista un dialogismo empático frente al mundo, y no un intento de dominar sucumbiendo bajo los prejuicios.

fer dijo...

quizá aprender es una cuestión de observación, aprehensión, comprensión y tiempo.
tu siempre andas en la líneas, haciendo equilibrios.. me gusta.
abrazo virtuoso.