jueves, enero 16, 2014

Bahía Miedo

Me muerdo los labios para disecar las ganas, ganas tan húmedas y terribles como silenciosas. Se aguantan en la garganta como nudos marineros que abrazan piedras en una bahía.
Mi isla, la isla de tus miedos, el triángulo de las Bermudas, allá donde vamos solos a morir. Y acabas dándote cuenta a medida que crece tu barba que pasaste la vida tallando madera para hacerte un barco odiando la soledad...
Me declaro anclada. Anclada sin remedio a unos recuerdos inventados, pero siempre contigo. Surcando mares y cumpliendo sueños, siempre tan fácil. O siendo estatuas de fuego que nadan en el mar de nuestra cama, dentro de esa casa que no ha sido nuestra.
Estoy esperando la tormenta desde hace un tiempo, dejé aparcada la niebla en mi mente para no tener que decir adiós, adiós es tan grande que me pierdo y sólo los grandes nadadores surcan el mar del miedo y la esperanza. Lo último que salió de nuestra caja de Pandora...

2 comentarios:

laserendipiadecuca dijo...

Genial :) Estás en la sección de mi blog de "Blogs que leo..." Enhorabuena por tu talento!!
lahistoriaqueescribestu.blogspot.com

Soyunaasesinaenserieyvoyporti dijo...

Una duda, la petite mort es una metáfora para el orgasmo femenino?

saludos

http://entrelazamientocuantico.blogspot.com/