miércoles, julio 13, 2011

Mis armas de doble filo

Te dejaste olvidada mi alma en un papel arrugado en tu bolsillo derecho...

Llegaste a hacerme sentir los sentidos casi al 200%, me obligaste a correr más rápido de lo que mi corazón soportaba, mis letras te llegaban de formas abstractas y tú nunca entendías nada, y yo, con ganas de quitarme la ropa, con ganas de sumergirme en el frío hielo de tus manos, con ganas de ganarte la partida, de jugar a un juego que sabía que iba a perder... Y otra vez me quité el disfraz de hoguera, el deseo de que volvieran mis sueños a despertar...

Nadie nunca creyó tanto en mis actos, nadie, nadie siguió tan a ciegas mis locuras...

4 comentarios:

escuchando palabras dijo...

No permitas q tus sueños desaparezcan!!! besitos

Littleant dijo...

nadie.

Sofi dijo...

Me encata tu blog :) te sigo.

Enric Draven dijo...

Bueno bueno! no te enfades! te hizo sentir, no???

saaaaaalut!

Enric
PD: ànimos!
PD: espero que tu si creas (en ti!)