jueves, septiembre 25, 2008

MD


Es tan fuerte el espacio entre mi alma y la tuya...Son tantas las palabras no dichas, las palabras dichas y perdidas, los silencios rotos que deberieron saber a más...

Hay mucho espacio.

Tengo las alas rotas de tanto volar en tu busca, tengo el corazón marchitado, dolido, inservible.

Hace tan poco y tanto que ya no te siento en la piel, hace tantas lunas que deseé que fuera un mal sueño, ya no duermo, ya no vivo.

Hubiera muerto por tí y al final me mataste...

Que la tormenta no nos coja sin paragüas, la inocencia de tus actos se ha vuelto tan violenta que el desgarro es total...

No quiero vivir así, está todo tan gris...
Quiero volver a ser yo...

2 comentarios:

M. dijo...

"Tengo las alas rotas de tanto volar en tu busca, tengo el corazón marchitado, dolido, inservible."
...me identifiqué.
aunque talvez "inservible" sea un adjetivo un poco duro.

ánimo y besos.

altair dijo...

Scarlett, no soy quien para darte consejos, simplemente escúchalos, luego tú decides.
Scarlett si quieres volver a ser tú, defínete a ti misma, piensa qué persona eres y qué personalidad tienes, etc. Una vez te hayas autoanalizado, obsérvate. Intenta descubrir si hay algo de ti misma que quieras cambiar (para mejor), lo que requerirá, quizás, algo de humildad por tu parte. Si has encontrado algo que cambiar, proponte cambiar con optimismo y porque serás mejor como persona.
Después de todo esto, piensa en qué quieres para ti, en qué es lo que necesita tu corazón, qué tipo de persona necesita... Ésto te ayudará a encontrarla mientras la buscas y a saber si alguien es lo que tú quieres para ti cuando lo encuentres.

Aunque creas tener el corazón inservible, éste tiene la capacidad de regenerarse. Así que, Scarlett, resurge de tus cenizas y vuelve a sobrevolar los cielos, vuelve a ser tú.

Te deseo de corazón mejores tiempos.

Un abrazo.